Industria

El sector industrial es un gran consumidor de energía, que se beneficia enormemente del funcionamiento de sistemas de cogeneración de gas natural, similares a los que se utilizan en entornos comerciales. El gas natural se puede utilizar para generar la electricidad necesaria en un entorno industrial en particular. El exceso de calor producido por este proceso se puede aprovechar para cumplir con otras aplicaciones industriales, incluida la calefacción de espacios, el calentamiento de agua, el complemento de calderas industriales o la generación de vapor. Beneficios de la cogeneración para la industria:

  • Fuente de alimentación estable
  • Costos de energía reducidos
  • Disminución del impacto ambiental
  • Mayor confiabilidad